CÓMO CAMBIAR UNA RUEDA PINCHADA

Si va conduciendo y se da cuenta de que tiene una rueda pinchada no entre en pánico, puede cambiarla usted mismo y no es tan difícil como parece.




Lo primero que debe hacer es salirse de la carretera y parar el vehículo en una zona segura y encender las luces de emergencia.


Ahora debe seguir los siguientes pasos:




  1. Encuentre la rueda de repuesto que normalmente se encuentra localizada en el maletero del vehículo con todas las herramientas que va a necesitar: Gato, una llave de cruz,  rueda de repuesto, el manual del vehículo y luces para que le vean de lejos (esto último es opcional pero es recomendable sobre todo por la noche).

  2. Saque la rueda de repuesto del maletero y póngala al lado de la rueda pinchada. Checa la rueda de repuesto, si es igual a las ruedas del vehículo puede reemplazar cualquiera de ellas pero, sin embargo, sí es más pequeña solo podrá reemplazar ruedas que no sean motrices. Por ejemplo si se le pincha una rueda de la parte trasera del vehículo y éste tiene tracción trasera deberá reemplazar la rueda pinchada por una de las delanteras y después poner la rueda de repuesto en la parte delantera.

  3. Ponga el freno de mano.

  1. Quite la llanta o el tapacubos usando la parte plana de la llave de cruz.

  2. Afloje las tuercas en dirección contraria a las agujas del reloj, pero no las quite completamente todavía.

  3. Sitúe el gato debajo del vehículo, bajo un punto estable normalmente llamado jack point, puede encontrar donde se sitúa en el manual de usuario del vehículo. Eleve el vehículo despacio y compruebe que el gato sigue estable, si no comience de nuevo. Suba el vehículo hasta que la rueda esté a unas 6 pulgadas del suelo.


  1. Ahora puede quitar las tuercas por completo

  2. Quite la rueda pinchada y ponga con la de repuesto. Empújela hasta que se vean los tornillos a través del rim.

  3. Apriete las tuercas con la mano, baje el vehículo completamente y apriete las tuercas con la llave lo máximo que pueda.

  4.  Ponga la rueda pinchada y las herramientas en el maletero y compruebe la presión de la rueda de repuesto.

  5. Las ruedas de repuesto no están hechas para un uso prolongado ni para altas velocidades, por lo tanto asegúrese de cambiarla lo antes posible


Si no dispone de las herramientas necesarias llame a asistencia en carreteras.